16 de septiembre de 2021

Cada 16 de septiembre se celebra el Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono, como fecha conmemorativa de la firma del Protocolo de Montreal, parte del Convenio de Viena firmado y ratificado en 2009. Todos los países miembros de las Naciones Unidas pactaron controlar la producción mundial y el consumo de sustancias químicas con el objetivo final de eliminar dichas sustancias y sustituirlas por otras menos lesivas, ha sido uno de los acuerdos internacionales con mayor éxito hasta la fecha.

El proyecto Interreg FIREPOCTEP, tiene como objetivo principal el análisis del impacto del cambio climático en el riesgo de incendios y sus efectos en el entorno de la Raya (España y Portugal). Por ello, se une a la conmemoración del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, que, además, sirve para señalar que es posible que los países lleguen a acuerdos en materia de medioambiente y, posteriormente, los implementen con resultados positivos.

En las últimas décadas del siglo XX apareció el famoso “agujero de la capa de ozono”. Las noticias de que esta capa que protege la Tierra de los efectos nocivos de los rayos solares estaba seriamente dañada y que requería la implementación de medidas urgentes a nivel internacional para poder restaurarla llegaron a oídos de los poderes públicos y, gracias al Protocolo de Montreal, en la actualidad, la capa de ozono sigue protegiendo la vida en nuestro planeta.

Este año se quiere poner el foco en otros beneficios que ha acarreado la puesta en marcha del Protocolo de Montreal, como son el aumento de la eficiencia energética -particularmente en el sector de la refrigeración- y la contribución al incremento de la seguridad alimentaria. La conclusión es que, gracias a este Protocolo, se ha protegido la salud humana y, también, la salud de la Tierra.

Categories:

Tags: